.

 

 

 

 


La Isla


Ubicación


Historia


Flora


Fauna


Lugares


Fotos


Cementerio


Mapas


Bibliografía


 

 


 

Cartas del Lazareto

Rubén Darío

 

 


 

Artículos de Camping

 

 

Náutica y Kayaks

 

 

 

 

 

 

 


 

Historia

 

1516 - 1830

1831 - 1861

1861 - 1900

1900 - 1945

1946 - ......

 

 

1516 - 1830

En febrero de 1516, Juan Díaz de Solís, llega a la desembocadura del Río de la Plata, en búsqueda de un paso que uniera el Océano Atlántico con el Pacifico. Unos días después, ya en el interior del río, que denominó “Mar Dulce”, fallece uno de sus tripulantes, el despensero de su nave, de nombre Martín García.

El tripulante muerto fue, según algunas versiones, enterrado en una isla recién avistada en medio del río, por lo que Solís decide bautizar con su nombre dicha isla. Otras versiones de esta historia aseguran que el cadáver de Martín García fue arrojado al río, como era costumbre por aquellos años en las embarcaciones. Como fuera, el nombre dado por Solís perduró hasta nuestros días con algunas breves interrupciones.

La isla estaba desierta cuando paso Solís por allí, pero se descubrieron vestigios de la presencia indígena, se supone, de las etnias Chaná o Tupi – Guaraní. 

Desde el comienzo de la época colonial, Martín García fue disputada entre Españoles y Portugueses. Muchas idas y venidas se sucedieron por aquellos años entre las dos naciones coloniales con Martín García y Colonia del Sacramento, con sucesivas expulsiones mutuas y tratados no cumplidos.

Entre 1731 y 1762 Portugal ocupa la isla, y en ese año el Gobernador Cevallos (Gobernador del Río de la Plata) la recupera para España y un año más tarde, debido al tratado de Paris debe devolver a Colonia y Martín García, cosa que hace con la primera, pero no con la segunda.

En 1766, en el gobierno de Francisco de Paula Bucarelli, la isla se convierte en unidad militar y presidio, dependiendo del Real de San Carlos. Los primeros presidiarios en llegar fueron siete desertores del batallón “Buenos Aires”.

En abril de 1771 el comandante de la isla, Manuel de la Quintana, informa a Buenos Aires el descubrimiento de granito, aunque se tardó, como es natural en estos lados, veinte años en abrir la primera cantera. Durante casi un siglo fue explotada esta veta para el pavimento de Buenos Aires, con mano de obra casi esclava, que eran los presidiarios del penal.

Mientras tanto, en 1777 se firma el tratado de San Idelfonso por el cual Martín García es parte del dominio Español.

Luego de la revolución de Mayo de 1810, la isla permaneció un tiempo más en poder de los realistas. El 6 de junio de  1813, el teniente de “Dragones de la Patria”, José Caparrós, desembarcó en la isla con 16 hombres y tomó por asalto la guarnición realista, liberó a siete prisioneros, y, llevándose pertrechos y armas, se retiró dejando otra vez la isla en poder de los realistas que habían huido al monte.

Ese mismo año, Francisco Romarate, jefe de la escuadra realista de Montevideo, refuerza la dotación de la isla con 4 barcos y más de 700 soldados. Además instala un pequeño lazareto e introduce ganado vacuno para abastecer a Montevideo, que en esa época estaba sitiada por tierra.

En marzo de 1814, el Teniente Coronel Guillermo Brown, zarpa, al mando de una flota de 7 naves, con destino a Martín García, para enfrentarse a  Romarate, que se encontraba al frente de la flota española en el canal occidental de Martín García.

Entre el 11 y el 15 de marzo de 1814 se produce una batalla naval, conocida como la batalla de Martín García, entre las fuerzas de las Provincias Unidas del Río de la Plata, y las realistas que defendían la plaza.

El 11 de Marzo comienza el combate. La flota patriota estaba integrada por las naves, Hércules (nave capitana), Zephir, Nancy, Juliet, Fortuna, San Luis y Carmen, por su parte, Romarate recibe el refuerzo de 7 buques provenientes de Montevideo. En el ataque mueren en sus puestos los comandantes de la Juliet, Capitán Seaver y el de la Hércules, Capitán Elías Smith cuando esta embarcación encalla a tiro de cañón de las baterías de la isla.

La situación de Brown se torna muy comprometida, con más de 100 bajas y 82  balazos en el casco. Finalmente la nave zafa de su varadura y es reparada con planchas de plomo y cueros, por lo que, en el sitio de Montevideo, la llamaron "La Fragata Negra".

El combate dura 4 días, y en la madrugada del 15 de Marzo se produce el desembarco de las fuerzas patriotas. La incursión queda al mando del Teniente Pedro Oroná, con 240 hombres, y antes de la salida del sol, la batería de cañones cae en poder de los marineros de Brown, y el Teniente Jones iza por primera vez en la isla la bandera patria.

Este es el acto más trascendental de la historia de la isla, pues con él, nuestro país adquiere de hecho la soberanía de la isla Martín García.

La batalla de Martín García fue el comienzo de la campaña de los cien días, liderada por Guillermo Brown, que aniquiló el poder naval del Rey de España en el Río de la Plata.

Entre 1815 y 1830 se suceden abandonos, invasiones, y recuperos, por parte de brasileros, portugueses y patriotas. Produciéndose varias batallas y escaramuzas en las cercanías durante la guerra con el Brasil. Brown vuelve a recuperar la isla en 1826, tras el abandono de los brasileros, que acudieron en refuerzo al ataque a Colonia del mismo Brown. Finalmente el tratado Argentina – Brasil reconoce la soberanía argentina sobre la isla.

Más de la historia de Martín García


 

 
 

Isla Martín García - www.islamgarcia.com.ar

Webmaster: Roberto Vilmaux para chanaaventuras®